AGILIDAD Y DIGITALIZACIÓN

points
Super contributor
2054

Hoy sólo quiero destacar unos breves apuntes sobre dos de los asuntos de los que más se habla últimamente en las organizaciones relacionados con la buena gestión. Ambos temas comparten muchos elementos, aunque hay algunas características diferenciales entre ellos.

Una de las características comunes, y sobre la que hoy me quiero centrar, es la medición. Si no mides no puedes mejorar porque, cuando hagas algo, no sabrás si te has quedado por delante o por detrás de la situación de partida.

Desde el Club Excelencia en Gestión, y en colaboración con nuestro socio Cegos Deployment, hemos desarrollado una primera aproximación para medir la agilidad de las organizaciones. Queremos tener una primera medición a nivel nacional, pero también para Europa, con el objetivo de presentar algunas conclusiones durante el Foro de la EFQM, de este año, que se celebrará en Madrid, bajo el lema “Excelencia a través de la Agilidad”.

Cuando hablamos de transformación para la agilidad, en la gestión de las organizaciones, hay varias etapas estrechamente vinculadas a la transformación digital: 

-    Revisar el Modelo de negocio actual para decidir qué procesos se hacen internamente y cuáles externamente (outsourcing), teniendo en cuenta las capacidades ampliadas de la organización por la incorporación de tecnología y la infraestructura disponible 
-    Buscar y usar todos los datos, ya disponibles en la organización, que permitan dotar de más “inteligencia” a las decisiones, a través de Analíticas avanzadas 
-    Los procesos que se decidan en el nuevo modelo de negocio, se deben simplificar al máximo y reducir el desperdicio al mínimo, rediseñándolos con la metodología Lean.
-    Determinar cómo introducir la automatización inteligente, utilizando las tecnologías disponibles (Internet de la Cosas, Chatbots, Inteligencia Artificial, Blockchain,…)  añadiendo, a la vez, tareas más enriquecedoras a las personas, en su trabajo, para dar más valor a los clientes
-    Digitalizar al máximo la experiencia del cliente y las operaciones del día a día.

En estas etapas hay tres grandes bloques subyacentes que deben estar contemplados en todo proceso de transformación, en este caso, para lograr la máxima agilidad en la organización pero como se verá más adelante, también son esenciales para valorar el nivel de madurez de la transformación digital:

1.    Desarrollo de la sensibilidad estratégica
2.    Compromiso colectivo de las personas
3.    Fluidez en el manejo de los recursos, traspasando con rapidez prioridades y presupuestos de unos a otros

Por otro lado, en cuanto al modelo de transformación digital, basado en Industria 4.0, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha desarrollado una herramienta de autoevaluación (HADA) para medir el nivel de madurez de las organizaciones. Este modelo se aproxima a la empresa a través del análisis de las cinco dimensiones claves en la estrategia y operaciones de la empresa y de 16 palancas que permiten impulsar la transformación digital de las empresas hacia la madurez:

1.    Estrategia y modelo de negocio: evaluando la capacidad de adaptación de la organización al entorno y al mercado y midiendo palancas como:
a)    Estrategia y mercado
b)    Inversiones
c)    Innovación
d)    Sostenibilidad

2.    Procesos: Analizando las capacidades digitales del modelo operativo midiendo estas palancas:
a)    Digitalización
b)    Integración
c)    Automatización

3.    Organización y personas: Identificando las capacidades de la organización y su modelo de relación con otros agentes a través de estas palancas:
a)    Modelo de organización y colaboración
b)    Habilidades y cualificaciones
c)    Formación digital

4.    Infraestructuras: Midiendo el alcance de lo que la organización ya tiene y maneja, a través de la siguientes palancas: 
a)    Infraestructuras digitales
b)    Soluciones de negocio y control
c)    Plataformas colaborativas

5.    Productos y servicios: Evaluando el nivel de incorporación de tecnología a los productos y servicios existentes, así como su potencial de digitalización, con estas palancas:
a)    Componentes y funcionalidades digitales
b)    Productos y servicios interconectados
c)    Recopilación, análisis y uso de datos.

Creo que están claras las similitudes, en la transformación para la agilidad y la transformación digital, de las que hablaba al principio del artículo: 

-    el pensamiento estratégico necesario, incluyendo modelo de negocio y procesos
-    las personas, su compromiso y la organización para llevar a cabo con éxito la transformación
-    la fluidez en los recursos, que requieren una infraestructura para poder servir los productos y servicios con el máximo nivel de digitalización

Como conclusión, mi sugerencia, es orientar ambas transformaciones a dar el máximo valor a los clientes, es decir, con un enfoque estratégico, y no como iniciativas aisladas, ya que si no se transforman las personas, la tecnología sirve de poco. Es conveniente utilizar los recursos disponibles de la manera más fluida posible o, lo que es lo mismo, eliminar los obstáculos para que fluyan los productos y servicios.

4.666665
Average: 4.7 (6 votes)
Contenido público
Este contenido y todos sus comentarios serán visibles en la web