Crear un futuro Sostenible

Las organizaciones excelentes producen un impacto positivo en el mundo que les rodea porque incrementan su propio rendimiento al tiempo que mejoran las condiciones económicas, ambientales y sociales de las comunidades con las que tienen contacto.

En la práctica, y en formato resumen, las organizaciones excelentes: aseguran el futuro de la organización al definir y comunicar su objeto fundamental; comprenden cómo pueden generar valor compartido en beneficio de la sociedad; integran los conceptos de sostenibilidad en su estrategia fundamental; toman como referencia las tres dimensiones económica, ambiental y social; animan a sus grupos de interés a participar en actividades en beneficio de la sociedad; asignan recursos según las necesidades a largo plazo; gestionan activamente todo el ciclo de vida de los productos de manera responsable; miden su impacto sobre la salud pública, la seguridad y el medio ambiente; y promueven activamente los estándares económicos, ambientales y sociales en su sector.