Añadir Valor para los Clientes

Las organizaciones excelentes añaden constantemente valor para los clientes, comprendiendo, anticipando i satisfaciendo necesidades, expectativas y oportunidades.

En la práctica, y en formato resumen, las organizaciones excelentes: saben quiénes son sus distintos grupos de clientes; transforman las necesidades, expectativas en propuestas de valor atractivas y sostenibles; establecen y mantienen un diálogo con los clientes basado en la franqueza y transparencia; se esfuerzan por innovar y crear valor para sus clientes; se aseguran de que las personas disponen de los recursos, competencias y grado de delegación necesarios; supervisan y revisan continuamente las experiencias y percepciones de sus clientes; y comparan su rendimiento con referencias relevantes.